Blogia
occidente

¿Por qué Occidente?

¿Y por qué no? Las causas perdidas son tan dignas o más que las de un "caballo ganador".

Cuando los traidores asoman la cabeza, o más tímidamente, la patita por debajo de la puerta, ¿quién se va a preocupar de los enemigos, si ya están dentro? Y en Europa están situados desde los mercados, a los palacios.

Por eso, para derrotarlos, a los enemigos de dentro como a los de fuera, hace falta juventud, pero no necesariamente de edad; porque la juventud que se precisa para reconstruir Occidente en sus valores y raíces, es juventud espiritual. Aquí no nos valen esmirriados viejos de veinte años que hagan la mitad que los jóvenes que peinan canas.

Mientras Europa espera a sus nuevos-viejos valedores, no hay un Zeus que, como blanco toro se lleve a su princesa a lomos hasta la isla de Creta.

"Europa, sé tú misma".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres