Blogia
occidente

Identidad.

Ser identitario es un reto. Unos sólo entienden por eso el aldeanismo más ignaro. Otros peor, porque entienden cosas abstrusas, tras leer a autores extranjeros, y sobre todo, difusos y alejados de los problemas comunes.

Identidad es aquello que habla de uno mismo, esto es, una aproximación a las raíces, pero ¿cuáles son las raíces de Occidente? Pues la matriz clásica, que es grecolatina, la espiritual, que es la Católica, y una tercera y última aportación, más reciente, que es la germánica. Esos son los ingredientes, y no la torpeza de anclarse en el floklore, la gastonomía, o una lengua.

Sin embargo, en su afán de triturar la Civilización, nuestros enemigos, se fijan más en usar el dinero público para establecer una artificial lucha de lenguas, que aniquile aquellas que no les gustan. Lo de eliminar el español de las aulas no es más que un síntoma: los políticos no intentar educar, sino deseducar. El pueblo debe ser adicto y al menos igual de burro que el común de los responsables (?) de la Res pública.

Frente a la agresión anti identitaria, o mejor pseudo identitaria, de mininacionalismos oligofrénicos se impone la resistencia activa. La Identidad es el mayor de los valores de Occidente. La lucha a brazo partido contra el laicismo, el materialismo, los micronacionalismos, y el padre de todos estos hijos espurios, el relativismo moral e ideológico, es el imperativo absoluto para Europa y Occidente si estos quieren sobrevivir.

Identidad: Cruz, lábaro y cultura... he ahí nuestras armas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

creditos -

La ignorancia no favorece la tolerancia

Si toda religión tiene sus fundamentalistas -cosa muy discutible-, también el laicismo tiene los suyos.

En España están bien representados por la CEAPA (confederación laica de padres de alumnos) que cuando oyen hablar de religión en la escuela desenfundan. Han estado en pie de guerra ante la creación en el currículo en el que se contemple el "hecho religioso" en dos modalidades alternativas, a elección de los padres: la clásica asignatura de Religión o bien un estudio no confesional del hecho religioso.

Cualquiera diría que hoy existe una presión religiosa en la escuela, cuando lo que destaca a todas luces es el desconocimiento religioso, incluso entre alumnos que han estudiado religión.

Y ahora que en España hay mayor presencia de otras religiones no cristianas es necesario que todos sepamos algo más del hecho religioso. Tal vez la CEAPA piensa que la ignorancia favorece la tolerancia. Pero más bien, la ignorancia, suele ser el caldo de cultivo del recelo y del enfrentamiento.

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres