Blogia
occidente

La misma basura en distinta bolsa.

Por aquello de "separar para reciclar" coloco mis desperdicios en distintos lugares: hay que ser cívico.

Al arrojar la porquería a su sitio legítimo, me acordé de la última euroimbecilidad: La de Gabriele Pauli, una política alemana que ha propuesto que el matrimonio dure siete años, al cabo de los cuales se resolvería o podrían renovarse los votos.

Por higiene mental, espero con Fe que los que no se renueven sean los votos de la CSU, partido bávaro plagado de indigentes mentales/morales como la eurodiputada de referencia. SPD, FPD, CDU, CSU... separar para reciclar. Incluso estos puedan servir para algo tan noble como la basura que se regenera.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres